Cómo curar una herida | Guía paso a paso

Cómo curar una herida

Como curar una herida

Diversos estudios demuestran que no tenemos claras nuestras prioridades y dudamos de cómo y con qué curar una herida. Aclaremos estas dudas…

En primer lugar, las heridas son lesiones producidas por un agente externo, en las que se provoca una rotura o una falta de continuidad de la piel. 

Ocupan un porcentaje muy elevado en la demanda asistencial tanto de los servicios de urgencia hospitalarios como extrahospitalarios. 

Toda la vida se ha hecho así…

A pesar de toda la información que tenemos sobre el manejo y el tratamiento de las heridas, las costumbres quedan arraigadas y diferentes mitos podrían llegar a confundirnos:

  • el ajo es un potente curandero”,
  • el sol hace que se curen antes”,
  • lo mejor es el agua oxigenada y el alcohol de toda la vida”,
  • un chorrito de mercromina y dejar secar al aire”…

Veamos lo que la evidencia científica nos recomienda.

Acuérdate también de lo importante que es una buena iluminación para poder realizar una correcta exploración y valoración de la herida.

Y siempre que tengas dudas, llama al 112

Los últimos estudios no recomiendan cortar el pelo alrededor de la herida, ya que parece que se movilizan gérmenes del fondo de los folículos pilosos y aumenta el riesgo de infección.

Cómo curar una herida, paso a paso.

El procedimiento básico para el cuidado de una herida consiste en limpiarla, desinfectarla y cubrirla:

Limpiar

Uno de los aspectos más importantes, es la limpieza. Servirá para arrastrar los restos de suciedad y sangre.

Diversos estudios han demostrado que la irrigación tanto con agua del grifo como con suero salino estéril son igual de efectivos para evitar la infección de la herida.

¡Eso sí! siempre se realiza desde la zona más limpia hacia la más sucia. Puedes ayudarte de una gasa para favorecer el arrastre.

Los trozos gruesos de tierra, cristales… podremos quitarlos con una pinza. Pero el cepillado suave sólo se realizará si la irrigación no es capaz de eliminar los residuos visibles en la herida.

Desinfectar

Una vez limpia, es el momento de secar la herida dando ligeros toques con una gasa estéril desde el centro hacia la periferia.

Inmediatamente, aplicaremos una solución antiséptica con una gasa estéril para desinfectar la herida.

Existen diferentes tipos de antisépticos que serán beneficiosos a concentraciones adecuadas y usados en períodos de tiempo limitados. ¿Pero cuál elegimos entre todos ellos?

Debemos de tener en cuenta que el uso del agua oxigenada y de los derivados del mercurio resultan ya obsoletos. Las soluciones de base alcohólica solo están recomendadas para pieles intactas. En cuanto a la povidona iodada tiene un inicio de acción más largo, podría dar lugar a reacciones sistémicas y está contraindicada en embarazadas, recién nacidos, lactantes o personas con afectación tiroidea.

Por todo ello, las últimas guías y recomendaciones nos dicen que la Clorhexidina acuosa al 0,5% será el antiséptico de elección para nuestras heridas.

Eso sí. Es importante respetar el tiempo de secado, que en el caso de la Clorhexidina acuosa al 0,5% es de 5 minutos. Su efecto residual, será de 6 horas.

Cubrir

Respecto a la cobertura, sabemos que las heridas pequeñas no es necesario cubrirlas. Pero siempre que sangren o que el ambiente sea sucio, lo haremos con gasas y un vendaje circular.

También te interesará saber que…

  • Evitaremos el uso de algodón ya que puede dejar fibras adheridas que son difíciles de retirar y retrasan la cicatrización de la herida.
  • Los antisépticos en solución acuosa deben desecharse al de 15 días una vez abierto el envase. Por lo que es importante anotar la fecha de apertura.
  • No debemos olvidar la profilaxis antitetánica. Especialmente en heridas contaminadas con tierra, profundas o punzantes. Preguntaremos siempre sobre la correcta vacunación.

¿Tienes alguna sobre cómo curar una herida? Déjanos un comentario y te responderemos a la mayor brevedad posible.

Si eres empresa, organización o asociación y te gustaría que tu entorno tenga los conocimientos suficientes para afrontar cualquier situación de emergencia, puedes echarle a nuestro curso de Primeros Auxilios. Estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres que te informemos sobre próximos cursos?

Si quieres estar al tanto de las fechas y ubicaciones de nuestros próximos cursos, suscríbete:

Responsable: Centro de Emergencias Salvamento y Socorrismo S.L. Finalidad: Compartir contigo nuestras próximas novedades y promociones referentes a nuestra formación. Legitimación: Tu consentimiento informado. Destinatario: Tus datos se alojarán en nuestra plataforma de email marketing MailChimp alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Tus datos no serán cedidos ni compartidos a terceros sin tu permiso, ni serán utilizados para otros fines que los indicados.

Abrir chat